Video

Loading...

19 octubre 2007

NO TE DEJES DESPISTAR

Últimamente, han aparecido noticias en periódicos que hablan de curaciones, casi milagrosas, del Síndrome de Fatiga Crónica y de la Fibromialgia, curaciones que supuestamente llegan debido a cambios de “actitudes” o al uso de “sales minerales”.
Han aparecido libros, escritos por supuestos enfermos curados, que han utilizado o inventado dichas “terapias”. Todo ello hace pensar que los enfermos son, yo diría, manipulados e incitados a comprar estos libros o a probar estos tratamientos. Están manipulados para despistarlos de una realidad bien distinta.
Es como entrar en una especie de engaño, de despiste, en el que el enfermo se ve bombardeado con mensajes poco realistas.
Desde la Liga SFC lo hemos denunciado.
En este engaño o esfuerzo por despistarle, el enfermo va perdiendo la realidad de su objetivo que es la lucha por la propia salud.Dentro de esta lucha hoy hablaríamos de sus deseos, de su necesidad, de su derecho(“Cuando lo deseable se convierte en posible se integra en la categoría de necesario”. Pascal Bruckner).
Hablamos del derecho que ha de tener todo enfermo de saber en que estado se encuentra su salud para, en lo posible, evitar un empeoramiento.
Algo tan humano como pedir al médico unos controles, unas analíticas pertinentes y el encontrar una implicación de los especialistas en buscar una interpretación de los datos que se puedan reunir, para un posterior estudio o tratamiento; creemos que esto es posible.
No nos conformemos con el –“Sí, ya sabemos que hay alteraciones”- o el - “No hay nada que hacer, pero te damos apoyo”
A nivel mundial y en nuestro propio país, se está trabajando y buscando alternativas para mejorar la calidad de vida en estas enfermedades. Se podría tener más control de los enfermos con analíticas, confeccionando encuestas, estadísticas, realizando estudios clínicos con los resultados, y saber si hay algunos tratamientos que puedan ayudarle, que sí los hay.
Es en parte la responsabilidad del enfermo el entrar a formar parte de la gestión de su propia enfermedad. No abandonemos esta responsabilidad debido a esfuerzos de otros por despistarnos. Padecemos una enfermedad de la que hemos recibido mucha información, pero también hemos de saber que bien controlada y estudiada puede ser modificada. Padecemos una enfermedad sobre la que tenemos derecho a saber en que estado se encuentra nuestra salud, a la vez que reclamar y exigir las medidas oportunas para mejorar la calidad de vida.


http://www.ligasfc.org/index.php?name=News&file=article&sid=135


Joanna

No hay comentarios: